¿Mi web será Responsive? Ésto se da por hecho

Todavía muchos clientes nos hacen esta pregunta antes de contratar su página web. Quieren estar seguros de que no haya malos entendidos con esto. Por una parte lo veo lógico, quizá si yo trabajara en otro sector también lo preguntaría para asegurarme, pero la realidad es que ninguna agencia de programación se plantea hoy día trabajar de otro modo.

Sabemos que un diseño web Responsive es vital a la hora de ajustar el contenido al tamaño de todas las pantallas posibles, mejorando enormemente la experiencia de navegación de los usuarios. Tabletas, smartphones y otros dispositivos móviles son utilizados diariamente para acceder a Internet, y ya se sabe que cuanto mejor sea la experiencia de usuario, más probabilidades se tiene de lograr esas ansiadas conversiones.

Cambiar un vieja página web y pasarse a una Responsive tiene muchas ventajas.

Si bien es cierto que hace un tiempo este tipo de diseños no era lo más habitual, a día de hoy son tantos los beneficios que tiene, que es normal que todos optemos por ellos.

Con un sitio web con diseño Responsive, no hay necesidad de tener dos versiones de una misma página web, ya que este diseño permite que la web se pueda adaptar a todos los dispositivos, sin importar el tamaño de sus pantallas.

La usabilidad de un sitio web, sin lugar a dudas, mejora significativamente cuando cuenta con un diseño Responsive, facilitando enormemente la lectura cuando se accede desde dispositivos móviles. Básicamente todo se relaciona con una mejor experiencia de usuario (UX) al acceder a las páginas web desde cualquier dispositivo. En consecuencia, si una página web no cuenta con un diseño Responsive, no podrá ofrecer una buena experiencia de navegación a las personas que la visitan.

Otra ventaja del diseño web Responsive es que no hay necesidad de generar contenido diferente para dos versiones de un mismo sitio web.

Disponer de una página web desarrollada bajo una estructura Responsive es importante en términos de clasificación en los motores de búsqueda, más específicamente en Google. Este motor de búsqueda, en más de una ocasión, ya ha indicado que todos aquellos sitios que no cuenten con un diseño web Responsive serán relegados de los rankings de búsqueda.

En caso de no disponer todavía un diseño Responsive, ¿cómo puede afectar?

Como ya se indicaba, el uso de los dispositivos móviles como tabletas y smartphones se ha extendido en gran porcentaje y cada vez son más los usuarios que los utilizan en día a día. Desde revisar sus correos electrónicos, hasta comprobar sus estados en redes sociales, incluso muchos hacen compras a través de sus dispositivos móviles; y todo ello teniendo en cuenta, además, que cada vez es mayor el rango de edades de las personas que navegan.

Esto quiere decir que si todas estas páginas web que visitan frecuentemente los usuarios, no les brindan una experiencia de navegación adecuada, difícilmente podrán conseguir sus metas, que pueden ir desde la interacción con el contenido del sitio o hasta concretar una compra.

En consecuencia, si una página no cuenta con un diseño web Responsive, podría verse afectada en el tráfico de visitantes y potenciales consumidores, el cual disminuiría considerablemente. Un sitio sin diseño web Responsive, difícilmente se mostrará en los primeros resultados de búsqueda, sin importar que su contenido sea de la más alta calidad.