¿Cuanto dices que me cobras por diseñar mi web?

¿Cuanto dices que me cobras por diseñar mi web? Ayer leí en el periódico un anuncio que decía que diseñaban mi web por 100€.

Imaginad mi cara de estupor ante ese comentario. Allí estaba yo, en una agradable comida con la familia de mi novia, cuando el debate se inició de boca de una de las hermanas mayores. -¿Cien Euros?, ¿Has leido bien?

Ella aseguraba y perjuraba que sí. -Cien euros es un presupuesto de “te pongo el nombre en un template de internet y te apañas”- le justificaba yo. – Bien, es lo que quiero, ¿no?, que me encuentre Google si me buscan y au!- La cara que tuve que poner sería de espanto, ya que cambiaron de tema rápidamente y me hablaron de otras cosas. Sea como fuere ahí quedó la bomba en mi cabeza.

Esta mañana mientras me tomaba el café en el bar de enfrente del estudio buscaba desesperadamente el periódico del Domingo. No lo tenían. He cogido el de hoy y he buscado el esperpento para averiguar a donde tenía que enviar el paquete bomba. Imagino que habrán recibido amenazas antes que la mia, ya que no parecía haber tal publicidad… pero el hecho es que ya sean cien que trescientos la crisis ha llegado a un sector que está en crisis desde que nació.

No quiero hablar de ética ni profesionalidad, ya que trabajamos en un sector como el de la publicidad y marketing, y eso sería pues… ejem, ya sabéis. Pero, leches! ¿cien euroooooooooooooos?, sávese quien pueda y dejen a la abuela atrás que pesa mucho. La abuela debo de ser yo y alguno como yo. No hablo de cobrar más o menos, ese no es el debate, ni de oferta ni demanda. Intento hablar de algo que ni siquiera sé nombrar.

Imagino esas web de todo a cien. Lo que más me jode es que en mi cabeza están chulas y todo, ya que hay por la red algunos templates que son muy vacilones, esa es la verdad. Imagino un becario modificando esas plantillas en una cadena de montaje mientras sonríe por dentro ante la velada promesa, de un gerente con los hombros llenos de caspa, de un contrato (temporal) en ese “estudio”.

100_pesetas

Webs de fast food, diseño de curso de SERVEF… vaya imagen para el sector. Para nosotros. Y no decidme que la empresa que pagó 100€ por su web vendrá antes o después a un diseñador a que le cobre seis veces más por algo que, en el fondo, y siempre según el cliente, “eso ya lo hacía la web de todo-a-cien”. Caerán por su propio peso… eso o me pongo ya a descargar plantillas.

Lo peor de esta historia no es que yo deje de diseñar webs, sino las ganas de esclavizar un becario que me acaban de entrar. (;D).

 

(Esta entrada se escribió originalmente en un grupo de debate de Linkedin por nuestro colaborador y muy amablemente nos ha dejado reflejarla en nuestro blog. Desde aquí le agradecemos su aporte.) Edit: Grupo Anelis staff