Bandejas de entrada libres de SPAM ¿Para cuándo?

Seguramente te habrás encontrado con formularios donde se mencionan frases como “Odiamos el Spam“, “Jamás te enviaremos información No relevante para ti” o “No cedemos tus datos a terceros“. Sin embargo, el SPAM está haciendo añicos la gran herramienta de mensajería que es el email, y parece que nadie está haciendo el suficiente esfuerzo como para impedirlo.

Los esfuerzo unilaterales de algunos países en materia de protección de datos, acaban siendo papel mojado cuando lo único que deseas es ver tu bandeja de entrada limpia y reluciente. ¿Es qué a nadie le interesa solucionar esto?

En definitiva, la recepción de correo electrónico indiscriminado es sobretodo una falta de respeto, una intrusión, una violación del espacio personal… ¡Vaya! que tendremos que ponerlos de acuerdo en ésto, ¿no? ¿o es que sólo me ocurre a mi?

Creemos en el email marketing, en la publicidad online y todo lo que tú quieras, pero siempre respetando la privacidad de las personas a las que nos dirigimos. Pues detrás de una cuenta de email hay una persona como tu y como yo, que se pasa las primeras horas del día eliminando correo basura, publicidad y hasta troyanos incrustados en las facturas o documentos.

A menudo nos llaman clientes consultándonos si vemos apropiado abrir un determinado email o, en el peor de los casos, nos comunicándonos la desagradable noticia de que se les ha colado un virus en su ordenador. ¿De verdad que con la tecnología de hoy no se puede solucionar esto?

Se ve que, por el momento, lo único que podemos hacer es ser cuidadosos a la hora de elegir que correos abrimos y cuales no. Por eso, hoy queremos compartir contigo algunos consejos y buenas prácticas que te ayudarán a minimizar en lo posible esta lacra que es el SPAM:

  1. Sé cuidadoso al facilitar tu dirección de correo. Facilita únicamente tu dirección de correo a aquellas personas y organizaciones en las que confías de verdad.
  2. Utiliza dos o más direcciones de correo electrónico. Utiliza una dirección de email alternativa para aquellos casos en los que no confíes plenamente en el destinatario, y otra dirección personal que sea conocida únicamente por tus amigos o por tus contactos profesionales.
  3. Elige una dirección de correo poco identificable. Para crear una dirección de correo electrónico y reducir el envío de Spam, sería conveniente no introducir campos que sean potencialmente identificables por el spammer, como por ejemplo, trabajar con emails info@, contacto@, admin@ o similares.
  4. No publiques tu dirección de correo electrónico. No se debe anunciar la dirección de email en buscadores, directorios de contactos, foros o páginas web. Cuando envíes correos en los que aparezcan muchas direcciones, envíalos usando “copia oculta”. Si es necesario facilitar la dirección de correo en alguna Web, escribe ‘at’ o ‘arroba’ en lugar de @. Asé mismo, si reenvías un correo, elimina las direcciones de los anteriores destinatarios.
  5. Lee detenidamente las Políticas de Privacidad y las Condiciones de Cancelación. Si te vas a suscribir a un servicio on line o a contratar un producto, revisa la política de privacidad. No dudes en ejercer los derechos de acceso y cancelación sobre tus datos ante estas empresas.
  6. Sensibiliza a los niños sobre la utilización del correo y la mensajería instantánea. Los niños son objetivos ideales para promocionar información sobre la composición y las prácticas de consumo del hogar. Además, los correos pueden tener contenidos no aptos para su edad.
  7. No es conveniente contestar al Spam. Desactiva la opción que envía un acuse de recibo al remitente de los mensajes leídos del sistema de correo electrónico. Si un spammer recibe dicho acuse sabrá que la dirección está activa, y lo más probable es que te envíe más Spam.
  8. No pinches sobre los anuncios de los correos basura. Entrando en las páginas Web de los spammers estás  demostrando que tu cuenta de correo está activa, con lo que puede convertirse en un objetivo para nuevos envíos.
  9. Utiliza filtros de correo. Los programas de gestión de correo electrónico y muchas páginas web ofrecen la posibilidad de activar filtros que separan el correo deseado del Spam.
  10. Mantén al día tu sistema. Utiliza programas antivirus, actualizaciones y parches que corrigen los problemas detectados en los programas de su equipo. Además, es muy recomendable la instalación de cortafuegos para monitorizar lo que ocurre en el ordenador.

Mientras esperamos a que las compañías involucradas se pongan manos a la obra para solucionar este problema, puedes aplicar los consejos que te hemos propuesto y con ellos minimizar el número de correos basura que recibes cada día.

Ánimo, que cada día queda menos para esto se solucione…